Tipos de ansiedad: los más frecuentes

¿Te sientes ansioso al estar rodeado de muchas personas? ¿La sola idea de salir de tu casa te atemoriza? Si la respuesta es sí, entonces estamos frente a dos tipos de ansiedad que se manifiestan por diversos detonantes que anticipan un sentimiento de angustia desproporcionado.

La clave está en identificar los síntomas específicos de cada persona, así aplicar el tratamiento adecuado será mucho más fácil y beneficioso para el paciente. En este artículo te voy a explicar cuáles son los tipos del trastorno para que tengas una idea más clara de lo que estás pasando.

¿Cuáles son los tipos de ansiedad?

Son muchas las variantes que emergen de la ansiedad, sin embargo, en este apartado te voy a hablar de los más frecuentes:

Agorafobia

Las personas que padecen este trastorno de la ansiedad experimentan un miedo incontrolable al estar en lugares o situaciones que los hace sentir avergonzados, atrapados o indefensos, por lo tanto, evitarán a toda costa encontrarse en este tipo de situación.

Subirse al autobús, asistir a eventos con muchas personas ya sean espacios abiertos o cerrados, cruzar un túnel, son algunas de las cosas que hacen que el agorafóbico se sienta agobiado aún cuando la situación no se haya presentado. Es decir, con sólo imaginarlo surge la ansiedad. Algunos sólo pueden realizar sus actividades cotidianas si están en compañía de una persona de confianza.

Fobia social

Se trata de un temor intenso a las actividades sociales, ya sean interacciones en el trabajo o en la escuela. Las personas con fobia social se sienten juzgados por los demás, se sienten inseguros e inferiores por miedo a la opinión de otras personas. Quienes padecen de fobia social a menudo evaden estas situaciones viendo su vida alterada de manera significativa gracias al estrés generado por las actividades diarias.

Trastorno obsesivo – compulsivo

Las personas con TOC se caracterizan por tener una serie de pensamientos y miedos involuntarios (obsesiones) que provocan conductas reiterativas (compulsiones). Este comportamiento causa un gran sufrimiento tanto en la persona que lo padece como para quienes conviven con ella.

Por ejemplo, existen personas con fobia a los gérmenes que dedican el día completo a la limpieza del hogar o tienden a lavarse las manos constantemente hasta que las tienen irritadas.

Estas acciones ocupan mucho tiempo, además interfieren con tu rutina diaria, la vida en familia y el trabajo se ven muy afectados por este comportamiento. Es común que las personas con este trastorno no sean conscientes de sus excesos y por lo tanto, no pueden hacer nada para evitarlo.

Ataques de pánico

Un ataque de pánico surge de un episodio súbito de miedo excesivo usualmente acompañado de otros síntomas físicos como la taquicardia, escalofríos, sensación de falta de aire, mareos, etc. Además, se suman los pensamientos negativos como el miedo a morir, a desmayarse o a no poder controlar la situación.

Generalmente los ataques de pánico tienen una duración menor a una hora llegando a su intensidad máxima en pocos minutos. Al superar el episodio las personas se sienten angustiadas e inseguras por lo que acaba de suceder.

Fobia específica

Dentro de los tipos de ansiedad tenemos la fobia específica, quienes la padecen sienten un miedo irracional frente a situaciones u objetos (o pensar en ellas) determinados.

Subir a un avión, quedarse encerrado en un ascensor, ver sangre o ciertos animales son algunos de los ejemplos más comunes de las fobias específicas.

Trastorno de estrés postraumático

Se trata de la ansiedad generada luego de vivir o presenciar un evento traumático generando temor y angustia intensos. Las personas con este trastorno temen sufrir daños físicos que atenten contra su vida y la de otros.

Este trastorno lo podemos ver frecuentemente en supervivientes de guerras, accidentes de tránsito, maltratos, etc. Quienes lo padecen son personas muy asustadizas, se sienten irritables y agresivas, además evitan situaciones que les recuerden el suceso original.

Durante el día tienen constantes pensamientos sobre lo sucedido y por la noche se convierten en pesadillas.

Trastorno de ansiedad generalizada

Preocupaciones excesivas describen a las personas con este trastorno, durante gran parte del día están pensando en las finanzas de la familia, el trabajo, la salud y cualquier pequeña cosa que forme parte de la vida.

Pero no sólo son los pensamientos, también se presentan otros síntomas físicos como sentirse impacientes, se tensionan los músculos, sufren de insomnio, se les dificulta la concentración, no pueden relajarse, sienten fatiga y su humor se vuelve irritable.

No dejes que la ansiedad acabe con tu vida

Ahora que conoces los tipos de ansiedad más frecuentes ¿te sientes identificado con alguno de ellos? Si es así, no dudes en contactarme, realizar una evaluación temprana y aplicar el tratamiento correcto hará mucho más fácil el camino a la sanación.

0 responses on "Tipos de ansiedad: los más frecuentes"

Leave a Message

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Select your currency
COP Peso colombiano
X