Síndrome del impostor: ¿por qué siento que no hago bien mi trabajo?

El síndrome del impostor es muy común en el mundo laboral. Muchos empleados e incluso emprendedores experimentan dudas sobre su capacidad y sienten que no merecen el éxito o reconocimiento que han obtenido. Este fenómeno psicológico se conoce como el síndrome del impostor. Hoy quiero que exploremos en qué consiste, cómo detectar sus síntomas y brindarte algunos consejos para superarlo si te sientes de esa manera.

¿Por qué se llama el “síndrome del impostor”?

Este fenómeno psicológico se caracteriza por estar presente en personas que tienen la sensación persistente de ser una especie de fraude, a pesar de contar con logros y habilidades evidentes.

Quienes lo padecen sienten que su éxito se debe a la suerte o a factores externos, en lugar de atribuirlo a su propio mérito y habilidades. Este sentimiento de ser un “impostor” dentro de su propio rol puede generar ansiedad, inseguridad y temor a ser descubiertos como incompetentes.

Síntomas del síndrome del impostor

Reconocer los síntomas del síndrome del impostor es el primer paso para abordar este desafío y aprender a gestionarlo. Algunos de los más comunes incluyen:

  1. Autoevaluación negativa: quienes experimentan este síndrome tienden a subestimar sus logros y habilidades, enfocándose en sus debilidades y errores.
  2. Miedo al fracaso: existe un temor constante a fallar o incumplir con las expectativas propias y/o de los demás, lo que puede generar una gran presión y ansiedad.
  3. Atribuir el éxito a factores externos: quienes padecen el síndrome del impostor tienden a percibir sus éxitos como un golpe de suerte, o creen que se deben a circunstancias favorables o quizás a errores en la percepción de los demás, en lugar de reconocer su propio talento y esfuerzo.
  4. Perfeccionismo excesivo: la búsqueda constante de la perfección puede ser una señal clara del síndrome del impostor. Establecer estándares imposibles de alcanzar y sentir que nunca son suficientes es un patrón común.

Superando el síndrome del impostor

“Myriam, soy un desastre. Procrastino todo el día, me cuesta organizarme y siento que no me rinde la jornada laboral para hacer todo lo que tengo pendiente, ¿qué hago?”. A veces nos sobre exigimos tanto laboralmente, al punto de creer que no hacemos nada bien.

Por fortuna, existen estrategias efectivas para superar el síndrome del impostor y desarrollar una mayor confianza en nuestras habilidades y logros. Hoy te comparto algunas recomendaciones que pueden ayudar a gestionarlo:

  1. Reconoce y acepta tus logros: cuando tomas conciencia de tus éxitos y méritos, reconociendo que no se deben únicamente a la suerte o a factores externos, empiezas a valorar tus habilidades y logros. Incluso aquellos que en el pasado no creíste propios.
  2. Cambia tu diálogo interno: si sustituyes los pensamientos negativos y autocríticos por afirmaciones positivas, podrás identificar y cuestionar las creencias limitantes que te hacen sentir como un impostor.
  3. Busca apoyo y retroalimentación: compartir tus sentimientos con personas de confianza, como mentores o amigos cercanos, te permite recibir retroalimentación honesta y constructiva sobre tu desempeño. Esto te ayudará a tener una perspectiva más realista de tus habilidades.
  4. Aprende de tus errores: en lugar de ver tus fallas como una prueba de tu incompetencia, enfócate en ellas como oportunidades de crecimiento y aprendizaje. No te autofustigues, en cambio, acepta que equivocarse es parte del proceso y que todos cometemos errores en algún momento.
  5. Celebra tus éxitos: permitirte disfrutar y celebrar tus logros, reconociendo que son resultado de tu esfuerzo y talento, te ayudará a no minimizarlos. Sabrás que estás lográndolo cuando no sientas incomodidad al aceptar los cumplidos de los demás.

Cuándo pedir ayuda

El síndrome del impostor podría afectar negativamente tu autoestima, confianza y desempeño laboral, especialmente cuando tienes mucho tiempo sintiéndote así. Sin embargo, reconocer los síntomas y aplicar estrategias para gestionarlo puede ayudarte a  librarte de esa sensación de fraude y fortalecer tu autoconfianza.

Recuerda que todos enfrentamos dudas y miedos en algún momento. La vida de nadie es tan perfecta como se ve en redes sociales, todos atravesamos en mayor o menor grado con nuestros propios desafíos. Lo importante es no permitir que el síndrome del impostor te impida reconocer tu valía y alcanzar tu máximo potencial.

Si tienes tiempo sintiéndote impostor en tu propia vida y deseas hablar con un profesional, aquí estoy yo para escuchar. Soy especialista en trastornos de ansiedad y sabré ayudarte a gestionarlo. Sin importar desde qué parte del mundo me escribas, puedes agendar tu cita a través de mi sitio web y muy pronto estaremos conversando al respecto.

mayo 24, 2023

0 responses on "Síndrome del impostor: ¿por qué siento que no hago bien mi trabajo?"

Leave a Message

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Select your currency
COP Peso colombiano
X