Separarse con hijos: ¿cómo evitar que les afecte?

Separarse con hijos no es motivo para replantear la decisión. Este es un error muy común que cometen las parejas con niños pequeños. Continuar o reanudar el vínculo únicamente porque se tienen hijos no resulta bien cuando los padres ya no se aman. Empeñarse en que funcione luego de que se ha fracturado puede acabar muy mal, por eso hoy quiero compartirte algunas verdades sobre este escenario.

¿Separarse con hijos es peor para ellos o para los padres?

En ocasiones y dependiendo de las causas, la separación es un proceso difícil para la pareja, pero los hijos se ven afectados por dos razones importantes, que a veces ignoramos:

  • Los hijos tienden a hacer propio el dolor de los padres

Los niños suelen ser muy perceptivos, aunque no siempre nos demos cuenta de ello. Si en casa perciben que sus padres discuten de manera confrontativa y los conflictos son caóticos y recurrentes, ellos no van a ignorarlo.

Por más que quieras que tus asuntos personales no les afecten, tus hijos van a apropiarse de la situación. No van a hacerte caso cuando les digas que no tiene que ver con ellos pero presencian las discusiones, pues están viendo cómo las personas más importantes en sus vida no se demuestran amor.

Esta situación solo va a conseguir que tus hijos entiendan esas conductas como normales, y que aprendan un patrón de relación disfuncional. Como consecuencia, lo más probable, es que lo repitan. Si en casa son testigos de conflictos, en el colegio pudieran ser conflictivos con otros niños. Al crecer, sentirán que sus relaciones amorosas no son “normales” si no incluyen la confrontación constantemente.

  • Los hijos son pequeños protagonistas de su historia

Los niños, dentro de su imaginario, entienden el mundo de manera diferente a los adultos. ¿Recuerdas tu infancia? Seguro tienes un montón de anécdotas divertidas en lo que respecta a tus ocurrencias. Hay cosas que en su momento pensaste que eran de un modo y al crecer te diste cuenta de que no eran así.

Esto ocurre porque la mente de los niños es brillante, es una esponja limpia que absorbe conocimientos y emplea su ingenio para deducir o crear. Cuando crecemos, estamos tan llenos de referencias externas, que no queda mucho espacio para la imaginación.

¿A qué voy con esto? Separarse con hijos es delicado porque los niños siempre son protagonistas de su historia. En ese punto de la vida, ellos no conciben que papá y mamá tengan una vida aparte de ser padres, sus padres. Si papá y mamá están peleando, los niños creen que es por su culpa y no habrá manera de que crean algo distinto porque la información que manejan es que sus padres no se entienden entre sí y lo que tienen en común es a él o ella, a ese hijo que se siente protagonista de la situación.

¿Cómo les hago entender a mis hijos que no nos separamos por su culpa?

Dentro de lo doloroso que puede ser la separación para los padres, entender que los hijos están de por medio es otro punto importante. Quizás en primera instancia solo se entienda una superficie del problema, sea porque los niños no expresan su dolor o porque los padres creen tener todo bajo control al separarse con hijos.

Muchos tienen la creencia de que, con tener dos casas en las que los hijos son bienvenidos, tener el pago del colegio al día, así como su manutención y recreación, no habrá mayor inconveniente, pero no es así.

Aunque los hijos aprecian lo que sus padres hacen por ellos, los mayores regalos que pueden recibir de su parte son que estén presentes en su vida y que haya siempre confianza para una comunicación asertiva. Los niños aman sentirse tenidos en cuenta por sus padres, y esto les ayuda en gran parte a que formen una personalidad segura y sana.

Hablar con ellos para que comprendan la transición es necesario, sin importar la edad que tengan. Es muy importante que haya una conversación en la que de boca de sus padres sepan que el hecho de ya no vivir en la misma casa con ambos no es su culpa, sino una medida necesaria para el bien de todos.

Saber que, a pesar de la separación, podrán contar con sus padres hace que los niños no pierdan la confianza en ellos mismos. Sentirse amados y tenidos en cuenta hace que el cambio no les genere mayores problemas más adelante. Por último, es indispensable que las discusiones no tengan lugar en presencia de los niños.

Necesito ayuda para afrontar la separación

Terminar una relación es difícil, pero quizás separarse con hijos de por medio es más complicado aún. Si necesitas hablar al respecto con un profesional, aquí estoy para escucharte. Soy especialista en trastornos de ansiedad y relaciones disfuncionales, por lo que puedo hacerte acompañamiento.

Agenda tu cita en mi sitio web sin importar desde qué lugar del mundo me contactes, muy pronto daremos inicio a tu intervención para lograr el bienestar y la tranquilidad que tanto buscas para tu vida.

febrero 22, 2023

0 responses on "Separarse con hijos: ¿cómo evitar que les afecte?"

Leave a Message

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Select your currency
COP Peso colombiano
X