¿Tu perfeccionismo no te deja vivir con tranquilidad?

¿Tu perfeccionismo no te deja vivir en plenitud?

¿El perfeccionismo está afectando tu vida? ¿Sientes que, si no haces esto o lo otro perfectamente el esfuerzo no habrá valido la pena y comienzas a experimentar ansiedad? Déjame decirte que no eres la única persona que está pasando por esta situación, tal vez, tenga que ver con tu crianza o quizás con la forma en la que se vive actualmente.

Sea cual sea tu caso, lo más importante es hallar la raíz de este comportamiento y definir estrategias que te ayuden a mejorar esta conducta que, probablemente está afectando todos los ámbitos de tu vida.

¿Qué es el perfeccionismo y cómo puede afectar tu vida?

Se puede decir que el perfeccionismo es considerado como la creencia de que todo puede hacerse y no sólo eso, sino que debe hacerse con un alto grado de calidad para que la persona pueda estar satisfecha. En ocasiones, los perfeccionistas manifiestan esta necesidad debido a su crianza, ambiente laboral, personal o lo más común actualmente, gracias a las redes sociales.

Un rasgo frecuente en los perfeccionistas es que tienden a justificar este comportamiento porque piensan que es lo mejor, o más correcto y que, además, siempre se deben hacer bien las cosas. Lo malo no es querer hacer bien las cosas, lo malo es cuando este comportamiento alcanza niveles ilusorios, en los que no hay posibilidad de cumplir el objetivo, generando una constante frustración en las personas.

Si estás pasando por esto, probablemente te sientas culpable por no poder hacer lo que te habías propuesto y, además sientas que brotan en ti las emociones negativas como la ansiedad, provocando nuevos errores. Por otro lado, te introduces en un círculo vicioso que crece cada día más, incluso, tus relaciones y calidad de vida comienzan a verse perjudicadas.

Existe la ilusión de que, si logras alcanzar los estándares mínimos de calidad, serás más productivo o productiva. Pero, al producirse emociones negativas, este comportamiento puede terminar siendo desfavorable. El perfeccionismo patológico te traerá muchos inconvenientes, pero es reversible cuando recibes la ayuda adecuada.

¿Qué inconvenientes puede traerte el perfeccionismo?

Muchas personas han sido criadas en un entorno familiar muy exigente, donde se debía dar lo mejor o nada y es desde esa base desde la que nace el perfeccionismo. Con esas creencias, de adultos, tienden a proyectar una imagen exitosa en la que sobrepasar las expectativas es lo anhelado. 

Pero ¡Ojo! Lo que se logra con este comportamiento es distorsionar la visión de lo que debe ser perfecto y lo que hay que desechar. Es más, para el perfeccionista no hay nada a su altura, por lo que todo se descarta y vivir con este aspecto de tu carácter te podría producir muchas emociones negativas:

1. No puede vivir fuera de los límites autoimpuestos

Al implementar cada vez más reglas para guiar su conducta, se tienda a ir a los extremos que no toleran la flexibilidad y la improvisación. De sólo pensar que no haces algo acorde a lo planificado te genera ansiedad, estrés y frustración.

2. Crece la desconfianza

La autoestima del perfeccionista se alimenta de los triunfos obtenidos. Entonces, si el nivel de exigencia es demasiado alto, los objetivos no pueden ser alcanzado, mermando así su autoestima.

3. Aparece la obsesión

Este rasgo de la personalidad no hace más que crear un círculo vicioso donde aparecen los pensamientos nublados y cada vez más obsesivos. Lejos de alejarse, será una sensación que se incrementará al pasar del tiempo.

4. El perfeccionismo es negativo

Nuestra mente está diseñada para confirmar la concepción que posee acerca de cómo funcionan las cosas. Entonces, como las cosas nunca se darán como el perfeccionista quiere, el cerebro comienza a alimentar los pensamientos negativos que al final no te dejarán vivir plenamente.

Si quieres saber más sobre el trastorno de ansiedad consulta mi blog Tipos de ansiedad: los más frecuentes

Para el perfeccionista nada es suficiente

Hagas lo que hagas, lo hagas como lo hagas, si eres autoexigente nunca estarás conforme con tu esfuerzo y esto te traerá mucha insatisfacción. La sociedad en la que vivimos nos exige que seamos “perfectos” pero este rasgo no se puede alcanzar, porque la perfección total no existe.

Aunque parezca que el perfeccionismo es lo correcto porque eso dicta la sociedad, la verdad es que puede traer como consecuencia un efecto totalmente alejado de la realidad, sufrir de ansiedad, estrés, baja autoestima son sólo algunos de los trastornos que puede desarrollar un perfeccionista. Si este es tu caso, no dejes de pedir ayuda.

julio 6, 2022

0 responses on "¿Tu perfeccionismo no te deja vivir con tranquilidad?"

Leave a Message

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Select your currency
COP Peso colombiano
X