Pareja manipuladora: Un círculo vicioso que no termina

Si tienes una pareja manipuladora es muy probable que no te hayas dado cuenta. Porque generalmente, las personas manipuladoras emplean muy buenas técnicas para lograr su objetivo sin ser detectadas.

Si sospechas que existe manipulación en la pareja, lo mejor será identificar ciertos comportamientos que te ayudarán a descubrir la verdad. Mantener una relación tóxica de este tipo podría llevarte a sufrir trastornos de ansiedad, dependencia emocional, etc.

En este blog, te voy a dar toda la información que necesitas para saber si estás con una pareja manipuladora.

Vivir con una pareja manipuladora

¿Cómo es vivir con una pareja manipuladora? Normalmente, cuando se vive un amor tóxico de este estilo, el manipulador o manipuladora hará lo posible por culparte de todo lo que haces, incluso cuando no has hecho nada malo. Cada cosa que hace por ti, por muy pequeña que sea, te la recuerda y cuando no le agradeces, te hace ver como el malo o la mala de la película, por ejemplo.

Usualmente, al estar sometido o sometida a una relación manipuladora se desencadenan en la persona, sentimientos y emociones negativos como la tristeza, ansiedad, depresión, dependencia, entre otros. Entender cómo se comporta un manipulador, es clave para salir de ese círculo.

¿Qué es la manipulación en la pareja?

La manipulación en la pareja busca controlar al otro en beneficio de sus propios intereses. Además, una persona manipuladora tiene la capacidad de hacerle creer a su pareja que, estos intereses y deseos provienen de ambas partes.

Lo peor del caso es que, generalmente una pareja manipuladora utiliza el afecto y la confianza brindada por el otro para disfrazar sus verdaderas intenciones. Por esa razón es que, la persona sometida a manipulación en la pareja tarda mucho tiempo en darse cuenta de lo que está sucediendo.

Características de un manipulador

Identificar una pareja manipuladora no es tarea fácil, sobre todo, porque muchas veces utilizan técnicas muy sutiles que son difíciles de detectar por la persona manipulada. Si quieres aprender a reconocer esta situación es muy importante conocer cuáles son las principales características de un manipulador:

Se trata de personas que simulan tener una personalidad estructurada, segura y convincente. Pero, realmente son individuos con muchas carencias a nivel afectivo, cargan con muchas inseguridades y generalmente, tienen baja autoestima. Un buen ejemplo de este tipo de personas, son aquella con personalidad narcisista.

La pareja manipuladora no suele tener ninguna empatía hacia la otra persona. Es muy común que se utilice a la persona manipulada como un canal para obtener un beneficio propio. Otra de las características de un manipulador es que tienden a ser egocéntricos y creen que son el centro de la atención del resto.

Son bastante buenos para identificar las debilidades de su pareja y utilizarlas a su favor para alcanzar su objetivo. Suelen ser personas muy calculadoras, se cuidan mucho de no exponer sus verdaderas intenciones y, siempre tienen un plan.

Tipos de pareja manipuladora

Entre los tipos más comunes de pareja manipuladora encontramos los siguientes:

Narcisista manipulador

El narcisista manipulador es una persona que, siente un amor y admiración exagerados por su persona. Se trata de un desorden de la personalidad que puede llegar a afectar gravemente la vida de la persona que lo padece y de quienes sufren a causa de su trastorno.

Un narcisista manipulador piensa que el resto de las personas, incluida su pareja, debe satisfacer sus deseos de cualquier manera. Y, si el otro no está dispuesto a atender sus necesidades, el narcisista recurrirá a comportamientos manipuladores para obtener lo que quiere.

En las relaciones narcisistas quien manipula quiere tener éxito en su vida y que lo consideren la persona perfecta para todo. Además, pretende que su pareja obedezca a todas sus demandas, nunca dan sin esperar recibir algo a cambio y constantemente están llamando la atención.

Manipulador emocional

El objetivo del manipulador emocional es hacer sentir culpable a la otra persona y dejarle claro que nada de lo que haga será suficiente. También hacen sentir a su pareja que tienen la obligación de cumplir con sus deseos y no aceptan un “no” como respuesta.

El manipulador emocional, además, se enoja muy fácilmente ante la negativa de la otra persona. Se aprovecha del afecto que le tiene su pareja y lo usa para chantajearla diciéndole frases como “si no haces esto te voy a dejar” o “no soy feliz por tu culpa”, etc.

Consecuencias de la manipulación en la pareja

Las secuelas de una relación tóxica que involucra tener una pareja manipuladora van desde la independencia emocional hasta el desgaste físico. Lidiar con una persona manipuladora limita tu derecho a expresarte libremente y en consecuencia comienzan a aparecer emociones como la angustia, ansiedad, depresión, tristeza, entre otros.

El hecho de tener una pareja manipuladora también tiene un impacto negativo sobre tu autoestima, ya que nada de lo que hagas será suficiente para él o ella y te lo hará saber constantemente. Este tipo de personas no son capaces de involucrarse de forma genuina ni sentimental ni emocionalmente con ninguna pareja.

Si sientes que estás viviendo una relación manipuladora es hora de cortar ese vínculo y la psicoterapia te ayudará a volver a encausar tu visa. Pues más tarde que temprano tu salud física y mental se verá afectada hasta interferir en otras interacciones sociales.

0 responses on "Pareja manipuladora: Un círculo vicioso que no termina"

Leave a Message

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Select your currency
COP Peso colombiano
X