Mobbing: cuando tu trabajo se vuelve un infierno

¿Has escuchado acerca del mobbing? Es el anglicismo para referirse al acoso laboral. Se puede presentar de muchas maneras y puede ser perpetrado tanto por subalternos como  por compañeros de trabajo de igual rango e incluso jefes (en este caso, se le llama bossing). Las razones por las que quienes recurren al acoso lo hacen son múltiples también, pero por lo general, al desarrollarse en el ámbito laboral, es con el fin de que la persona acosada salga de la empresa.

Por supuesto, los perpetradores son cuidadosos de no dejar rastro del maltrato emocional que causan para no recibir acusaciones. Lo peor es que el mobbing es la razón por la que muchas personas fallan en sus funciones y su rendimiento laboral, y sienten que su vida en el trabajo se vuelve un infierno del que no tienen salida, porque muy pocas personas reconocen que son víctimas de acoso laboral.

Las acciones que realizan los acosadores son tan sutiles que pueden pasar desapercibidas e incluso como parte de la camaradería de las oficinas. Pero el acoso laboral es real cuando las bromas y acciones van al terreno personal y afectan negativamente a un empleado en particular, de manera reiterativa durante un periodo prolongado.

Mobbing

¿Por qué ocurre el mobbing en los lugares de trabajo?

Las personas difíciles de corromper por su transparente manera de trabajar son el blanco perfecto. ¿Por qué? Ellas impiden que otros lucren maliciosamente y a sus anchas sin ser descubiertos. Pero este no es el único motivo, puede ser también por celos profesionales, porque su acosador esté detrás de su puesto, o en caso de los jefes, que teman ser reemplazados por un subalterno eventualmente.

El objetivo del mobbing es que la persona acosada se halle rodeada de tanto malestar en su círculo laboral que decida irse por cuenta propia. Muchas veces, si los perpetradores del acoso tienen la potestad de perjudicar el futuro laboral del acosado, lo harán sin sentir culpa. Pueden dar malas referencias laborales o ninguna, entorpeciendo el proceso de reubicación laboral de la víctima. A esto se le conoce como re-mobbing.

¿Qué consecuencias trae consigo el acoso laboral?

Son varias las consecuencias psicológicas y laborales que resultan del mobbing, y aunque no en todos los casos son las mismas, las más comunes son:

  • El trabajador pierde la confianza en su capacidad profesional. Duda constantemente de su rendimiento y de poder alcanzar sus metas laborales.
  • Sentimientos recurrentes de culpabilidad por no “dar la talla” en su cargo.
  • Baja autoestima, que se desencadena por la inseguridad de su capacidad profesional.
  • Indecisión, torpeza y conflictos con personas en el trabajo y fuera de él (pareja, amigos, familiares) a causa del malestar en el trabajo.
  • Bajas laborales, que a su vez son un motivo de despido por bajo rendimiento.
  • Ansiedad, depresión, insomnio, angustia, irritabilidad, fatiga, problemas en sus relaciones interpersonales, retraimiento, agresividad (especialmente en el entorno familiar), entre otros.

Mobbing

El acoso laboral queda impune en mi lugar de trabajo, ¿qué hago?

Existe todavía mucha estigmatización acerca de las secuelas psicológicas y laborales que causa el acoso en cualquiera de sus presentaciones. En los colegios ocurre muy seguido que un niño víctima de bullying (acoso escolar) es cambiado de escuela para evitar que siga siendo molestado, cuando no se está encarando el problema de raíz, que es el acosador dentro del entorno académico.

En el trabajo ocurre igual, especialmente cuando el perpetrador es una persona de alto cargo. A esto se le suma que, por su naturaleza, el mobbing es difícil de ser detectado. Aunque el acoso laboral puede desencadenar una enfermedad, los directivos de las empresas no suelen verlo con buenos ojos, por lo que muchas víctimas prefieren callar que arriesgarse a perder su trabajo.

En los casos más extremos, al igual que el bullying, el acoso laboral puede resultar en suicidio. Ya no se trata sobre una situación dentro de la oficina sino de la vida de una persona. Antes de llegar a eso, el mejor apoyo que se puede brindar en una situación así es no esquivar la vista.

Si estás atravesando una situación similar o conoces a alguien que sí, aquí estoy para ayudar. La agenda está abierta desde mi sitio web y podemos conversar. Ninguna situación de abuso debe ser perpetrada ni apoyada, pero el primer paso es hablarlo con alguien.

octubre 7, 2022

0 responses on "Mobbing: cuando tu trabajo se vuelve un infierno"

Leave a Message

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Select your currency
COP Peso colombiano
X