Según la canción de Shakira: “Las mujeres ya no lloran, las mujeres facturan”

La canción de Shakira y Bizarrap es de lo último y casi de lo único que se habla. Y es que tiene varias frases que te dejan pensando, pero en especial una en particular de la que hablaré hoy: “Las mujeres ya no lloran, las mujeres facturan”.

Si bien es sabido que la cantante terminó su relación con el futbolista Gerard Piqué y que mucho se habla alrededor del tema, a nadie le consta lo que realmente ocurrió y sigue ocurriendo en torno a su ruptura. Solo lo sabrán ellos y quizás sus allegados, pero no vamos a analizar la situación particular de estos dos famosos, sino el trasfondo de la letra de la canción de Shakira y Bizarrap, que claramente trata el punto de vista de ella.

Las fases del duelo amoroso

Todos hemos atravesado una ruptura amorosa en algún momento, pero no todos la vivimos de igual modo. Existen etapas que no se viven en el mismo orden ni durante el mismo tiempo, pero sí es necesario experimentarlas para superar el dolor.

Según la fallecida psiquiatra y autora Elisabeth Kübler-Ross, en su libro Sobre el duelo y el dolor, habla de cinco etapas del duelo tras la pérdida de un ser querido. En este caso, lo analizo desde el punto de vista de un duelo afectivo:

  • Negación

En este momento no asimilamos aún lo que ha ocurrido. A nuestro cerebro le cuesta creer que estamos atravesando una separación. Nos dan ganas de dormir y no despertar porque es duro enfrentar la realidad. Y una vez que despertamos, deseamos que todo haya sido una pesadilla.

La negación es una suerte de auto protección en la que nos sentimos en parte ajenos a la situación. No encontramos explicación lógica a lo que ha pasado, nos sentimos como si nadie nos hubiera preparado para ello. Bloqueamos los sentimientos de pérdida porque es muy duro enfrentarlos y aún no se está listo para asumirlo.

  • Ira

Luego de haber sobrevivido a la pérdida, viene el enojo. Ni siquiera tiene que ser lógico lo que nos cause molestia. Puede ser el hecho de que esa persona ya no quiera estar con nosotros, el haber descuidado la relación, el haber sido traicionados, el no haber hecho algo a tiempo para evitar la fractura del vínculo, el ver culpables en todos lados…

Lo peor de la ira es que aparece justo cuando sentíamos que podíamos volver a funcionar de nuevo a un nivel básico. Hacer las tareas diarias se nos puede complicar porque el enojo desconcentra. Nuestra mente trabaja a mil y nos hacemos cientos de preguntas en un instante. Y la realidad de nuestra ira es que durante el duelo afectivo la elegimos para evitar los sentimientos más profundos hasta estar preparados para afrontarlos.

  • Negociación

Durante esta etapa, pactamos con lo que sea necesario para evitar el dolor. A nuestra mente vienen escenarios en los que hubiéramos hecho las cosas de otra manera, sentimos que daríamos lo que fuera para no sentirnos de ese modo, por lo que la negociación a veces viene acompañada de culpa.

Este periodo post ruptura nos sirve para meditar, pero sin caer en obsesión, en qué hemos fallado y/o en qué nos han fallado. La negociación ideal es con nosotros mismos, entendiendo cuáles son nuestros límites.

  • Depresión

No se refiere a la depresión clínica, que si no se trata puede empeorar nuestro estado mental. La depresión que acompaña un duelo “es un recurso de la naturaleza para protegernos, pues bloquea el sistema nervioso para que podamos adaptarnos a algo que sentimos que no podremos superar”, como bien explica la autora.

Entonces, no se debe evadir la depresión, es necesario canalizar esos sentimientos negativos para que una vez que pasen, podamos reponernos del dolor.

  • Aceptación

Esta aceptación no se refiere a que estemos de acuerdo con ya no estar con esa persona, sino a que estamos haciéndonos a la idea de que la ruptura es una realidad. Es el primer paso para empezar a vivir con ello, pero la buena noticia es que mientras lo aceptamos, somos conscientes de que hay manera de seguir adelante.

Cuando el duelo se convierte en arte

En el caso de Shakira, es natural que transforme en música sus emociones porque así trabajan los verdaderos artistas. En su tema Te felicito expresa su estado de negación con frases como: “me lo advirtieron, pero no hice caso”. Más adelante, en Monotonía, dice: “me dejaste por tu narcisismo”, evidenciando así su etapa de negociación. 

Por otro lado, en la canción de Shakira y Bizarrap, canta a modo de aceptación: “Aquí no vuelvo, no quiero otra decepción” y “Entendí que no es culpa mía que te critiquen”. Al parecer, la cantante ya ha atravesado cada una de las etapas del duelo afectivo y está lista para seguir adelante.

Sin embargo, hay aún algunas frases que quizás lo ponen en duda, como cuando dice: “Cero rencor, bebé, yo te deseo que te vaya bien con mi supuesto reemplazo”. Cuando uno acepta una situación aunque no esté del todo de acuerdo, debe soltar. Es contradictorio que verbalice que no hay rencor, pero utiliza un término como “supuesto reemplazo”.

Lo peor que podemos hacer por nosotros mismos es compararnos con los demás y aún más cuando atravesamos un duelo afectivo. Dejar ir es hacerlo por completo. Curarnos es no darle tantas vueltas al asunto porque sabemos que nada de lo que hagamos va a cambiar el pasado. Entender que no hay vuelta atrás está bien. Seguir adelante, soltar y liberarse.

La canción de Shakira dice: “Las mujeres ya no lloran, las mujeres facturan”

En cuanto a la icónica frase “Las mujeres ya no lloran, las mujeres facturan” hay todo un debate abierto, en el que reinan dos posiciones muy diferentes. La primera de ellas es que al decir que las mujeres ya no lloran, se minimizan emociones. La segunda es que “las mujeres facturan” empodera a la mujer. Pero una no tiene que condicionar la otra, es decir, para que una mujer se empodere no debe reprimir lo que siente.

Una persona que valida sus emociones es más propensa a sanar las heridas que tiene. De este modo, es capaz de potenciar sus cualidades y aptitudes para conseguir éxito en lo que desee. Así que no, para facturar no hay que dejar de llorar. Hay que llorar hasta sanar y poder empezar a facturar.

Quizás la canción de Shakira y Bizarrap no sea la última que la cantante escriba expresando parte de las etapas de su duelo afectivo, pero debemos entenderlo como una expresión de arte muy personal, y no como un himno que debemos seguir al pie de la letra.

Si estás atravesando un duelo afectivo del que sientes que no vas a salir, estoy aquí para escucharte. Soy especialista en relaciones disfuncionales, psicología de la alimentación y trastornos de ansiedad, de modo que puedo realizar acompañamiento. No importa desde qué lugar del mundo me contactes, puedes agendar tu cita a través de mi sitio web y muy pronto estaremos conversando.

enero 20, 2023

0 responses on "Según la canción de Shakira: “Las mujeres ya no lloran, las mujeres facturan”"

Leave a Message

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Select your currency
COP Peso colombiano
X